Los profesores del IES. Sácilis, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa como un recurso más para abordar la noble tarea que significa impartir clase. Nuestra esperanza es que algo cambie, que nuestro centro se enriquezca con nuevas prácticas, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.


¿Qué pretendemos con EL POEMA DE LA SEMANA?

  1. Fomentar la lectura como uno de los actos que más dignifica al ser humano, apoyando los objetivos del Plan de lectura y biblioteca.
  2. Cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente para modificar y mejorar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo en este caso a un “arma poderosa”, como es la poesía.
  3. Colocar un poema en la entrada del centro, en un espacio creado para tal fin, además de en otros lugares como pasillos, clases, o en el entorno virtual de las TIC.2: Blog “Poema de la semana”, facebook, instagram...
  4. Romper entre nuestro alumnado y, en general, en toda la comunidad educativa, los prejuicios que se tienen acerca de este género literario: la poesía no es aburrida, ni difícil de leer, ni es un desahogo romántico, o algo cursi...
  5. Mostrar su utilidad real: la poesía sirve para pensar despacio, para aprender a amar las palabras, para atenuar la violencia verbal y conocernos y comunicarnos; sirve para ligar, para sonrojar a un chico o a una chica, para consolar, para regalarla...La poesía es como un inmenso botiquín con toda clase de medicamentos que curan la ansiedad, la soledad, el insomnio, la melancolía, los enfados, las migrañas, los dolores del amor...Nos ayuda a entender mejor nuestros sentimientos y a leer mejor en los demás; a sentirnos rodeados de belleza; a rebelarnos contra el mundo... Además un poema puede leerse a cualquier hora del día o en cualquier lugar: en el café; mientras hacemos el trayecto hacia el instituto o trabajo en coche, bus o tren; esperando en la consulta del doctor o en la oficina de correos; a la hora del almuerzo, la cena; o en la cama, antes de dormir...
  6. Difundir la obra de nuestros poetas contemporáneos y enriquecernos con su mirada sobre el mundo actual, ampliando sus límites y fronteras.


EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que todos los compañeros, padres y madres y, cómo no, todos los alumnos, participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o divulgando la existencia del proyecto a través de cualquier cauce. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES. Sácilis.


lunes, 5 de diciembre de 2016

Decidme como es un árbol


Decidme como es un árbol,
contadme el canto de un río
cuando se cubre de pájaros,
habladme del mar,
habladme del olor ancho del campo
de las estrellas, del aire
recítame un horizonte
sin cerradura y sin llave
como la choza de un pobre
decidme como es el beso de una mujer
dadme el nombre del amor
no lo recuerdo
Aún las noches se perfuman de enamorados
que tiemblan de pasión bajo la luna
o solo queda esta fosa?
la luz de una cerradura
y la canción de mi rosa
22 años, ya olvido
la dimensión de las cosas
su olor, su aroma
escribo a tientas el mar,
el campo, el bosque,
digo bosque
y he perdido la geometría del árbol.
Hablo por hablar asuntos
que los años me olvidaron,
no puedo seguir
escucho los pasos del funcionario.

Marcos Ana

Marcos Ana y Miguel Hernández se conocieron en una cárcel madrileña a principios de los años cuarenta, recién terminada la Guerra Civil. Miguel Hernández murió de tuberculosis dos años después entre rejas. Marcos Ana se convertiría en el preso político que más años estuvo en las cárceles franquistas, veintitrés en total. Ambos son símbolos de la resistencia dentro y fuera de la cárcel y de la defensa de la libertad. Marcos Ana murió el pasado 24 de noviembre, y esta entrada es nuestro pequeño homenaje a la memoria de aquellos que durante décadas dieron su vida para que en España algún día pudiera celebrarse un día como el de mañana, en el que conmemoramos treinta y ocho años del referéndum en el que el pueblo español aprobó, por amplia mayoría, la actual Constitución.

No sabría muy bien en esta tarde de diciembre explicarme qué significa exactamente la libertad, quizá porque nací con ella, o tal vez, porque el propio contorno semántico de la palabra se me esfuma de las manos cuando intento apresarlo entre estas líneas. Ponernos filosóficos sería un insulto al propio poema de Marcos Ana, escrito en prisión después de veintidós años encarcelado. Ser libre o sentirse libre no es solo una cuestión de corazón y pensamiento, también lo es de realidad exterior. Me basta ahora para sentirme libre estremecerme con la lectura y relectura de los versos en los que el poeta expresa todo aquello de lo que no ha podido gozar durante años, que en suma son las cosas más hermosas de la vida: la contemplación de un bosque, el canto de un río o un pájaro, el mar o la noche estrellada, el amor... Quien ha estado tanto tiempo privado de libertad sabe mejor que nadie qué significado tiene. Por eso al leer este poema, la mezcla de tristeza (por el padecimiento de quien lo escribió) y de alegría por saber que yo he gozado siempre de lo que el propio poeta olvidó en la cárcel, me hace sentirme feliz y libre, en un tiempo en que las democracias se han debilitado gravemente y en el que tenemos que luchar para revitalizarlas, frente a la dictadura de los mercados, con los valores de igualdad, solidaridad, justica, fraternidad y libertad que nuestros mayores nos legaron y por los que lucharon y dieron su vida.

Para la Libertad de Miguel Hernández es un fragmento de un poema más extenso del libro El hombre acecha, escrito entre los años 38 y 39, destruido casi en su totalidad y censurado por el franquismo, que no vería la luz hasta 1981. Serrat lo había versionado mucho antes. He escogido este directo de hace pocos años junto a Joaquín Sabina porque siempre me pareció muy emocionante escuchar a miles de personas cantar un poema que estuvo censurado durante 40 años. Para y por la libertad tenemos que seguir sangrando, luchando, perviviendo…

33 comentarios:

  1. Este poema es muy triste porque Marcos Ana pide a la gente que le recuerde como era la vida fuera de la cárcel.
    ALEJANDRA AGUILAR TRIVIÑO. 1ºESO

    ResponderEliminar
  2. Este poema me da pena porque Marcos Ana no recordaba del exterior y escribir el poema en la cárcel era muy arriesgado.
    RAFA MUÑOZ LEÓN 1º

    ResponderEliminar
  3. Me parece un poema triste porque Marcos Ana nos quiere preguntar cómo es el mundo afuera.Ha estado 22 años en la cárcel,él quería saber cómo es el exterior.También es muy bonito porque quiere recordar cómo es el mundo.
    ELENA SÁNCHEZ MEDINA 1ºESO

    ResponderEliminar
  4. Después de 22 años él ya no recuerda nada de lo bonito que es el paisaje y me parece triste que tenga que pedir a la gente que le recuerde lo bonito que es el mundo exterior
    NEREA GARRIDO GONZÁLEZ 1º ESO

    ResponderEliminar
  5. El poema me parece triste; llevar la mayor parte de la vida en la cárcel es muy duro. Y me da pena que haya olvidado todo del exterior; no sabía cómo era nada. Se le olvidó todo.
    NATALIA RUIZ NAVARRO 1ºESO

    ResponderEliminar
  6. Marcos Ana escribía en la cárcel sin que le pillaran. En sus poemas habla de libertad. No se acuerda de nada del exterior: arboles, un río... y pide en este poema que le digan como son las cosas que se le olvidaron, me gusta mucho todo menos la parte de que estuvo escribiendo en la cárcel.
    PEDRO MUÑOZ LEÓN 1º ESO

    ResponderEliminar
  7. Es un poema muy bonito, que expresa lo importante que es la libertad. El autor la echa mucho de menos después de haber estado mucho tiempo preso. Este poema me parece un diario que acaba cuando se acerca su carcelero.
    SHAFIA AMTUL BARI 2ESO

    ResponderEliminar
  8. Me gusta este poema porque expresa los sentimientos de una persona en la cárcel .Escribía poemas y el nuca se rindió
    Pilar Cuenca Jiménez 2º DE ESO

    ResponderEliminar
  9. Este poema me da pena porque el hombre estaba en prisión y no se acordaba de las cosas sobre la vida cotidiana y de objetos que había en la calle ; pero lo que me gusta de este poema es que el hombre tenía valor para escribir los poemas en la cárcel a escondidas.

    ResponderEliminar
  10. Este poema expresa muy bien cómo se siente el autor después de estar tanto tiempo encerrado y metido en una celda. Para mi la mejor parte es la última cuando dice:-no puedo seguir-/-escucho los pasos del funcionario- te hace sentir igual que si estuvieras allí con él, hablando en bajo, escondidos.

    ResponderEliminar
  11. El poema es bonito pero muy triste porque al hombre se le olvidó casi todo del exterior porque estaba en la cácel sin saber nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta vez el poema lo he entendido muy bien. Sobre todo me gusta el final, por que es como si te lo estuviese contando en persona y de repente llegará un funcionario. Es como si contará la "historia de su vida" en el poema, pero es una vida conmovedora y triste.

      Eliminar
  12. Es muy triste que una persona pida que le describan el mundo exterior porque por su manera de pensar no se le permita "vivir" durante tanto tiempo. Me alegro de que los tiempos hayan cambiado y estoy feliz de que, al menos en la mayoría del mundo, nadie sufra por esto. El poema me resulta muy bonito porque te demuestra la importancia de las pequeñas cosas que muchas veces no valoramos.

    ResponderEliminar
  13. Me parece muy cruel y triste olvidar las cosas de la naturaleza al estar encerrado y mucho más es el no poder crear belleza en la carcel
    Javier Gomariz Lora 2ºESO

    ResponderEliminar
  14. Es un poema muy triste, porque Marcos Ana cuenta que nos recuerda nada del exterior, como por ejemplo, el sonido del mar, cómo son los labios de una mujer;y eso pasó porque estuvo 22 años en la cárcel.
    Isabel Maria Villarejo Barranco. 1º Eso

    ResponderEliminar
  15. Este poema es un poco triste,porque Marcos Ana les pide a la personas que le recuerde todas esas cosas que ha olvidado.Él lo escribe en la cárcel donde llevaba mucho tiempo metido.
    ÁNGEL SAMUEL HERRUZO PAJUELO 1°ESO

    ResponderEliminar
  16. Me resulta un poema triste y muy duro. Me hace pensar en la dureza de la cárcel. Estar allí muchos años es un infierno, al no poder salir al exterior. Aunque supongo que los que estén allí se lo habrán merecido, pero otros casos especiales no.

    ResponderEliminar
  17. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  18. Este poema no gusta porque algunas personas no se merecen estar en la cárcel en un dictadura .Hoy en día hay democracia sino el país sería una ruina.

    ResponderEliminar
  19. El poema me ha gustado porque me parece que estar tantos años en la cárcel tiene que ser muy aburrido y duro y cuando el autor lo cuenta en el vídeo con sentimiento y dolor, te llega.

    ResponderEliminar
  20. Este poema es muy duro.A nadie le gustaría tener la vida que tuvo Marcos Ana.A día de hoy espero que por lo menos nadie esté por una dictadura tanto tiempo en la cárcel,Sin ni siquiera ver la vida pasar.

    ResponderEliminar
  21. El poema de esta semana me parece muy duro porque una persona pasa 22 años de su vida en la cárcel, creo en mi opinión, que es un poco cruel y en el poema se expresa muy bien la vida en la cárcel. Manuel 3°Eso

    ResponderEliminar
  22. Este poema es muy triste porque este poeta al estar tantos años en la cárcel, en concreto 22 años, no se acuerda de cómo era los árboles, los pájaros, sus sonidos...
    AINHOA MEDINA REGALÓN 1° ESO

    ResponderEliminar
  23. Este poema se aprecia la tristeza del autor tras su encarcelamiento y falta de libertad; piensa en el mundo exterior.Cómo va perdiendo la noción y de lo que sucede fuera de la cárcel

    ResponderEliminar
  24. Me parece un poema muy trite porque lleva 22 años en la carcel y se le ha olvidado como es un árbol,el mar,el amor...
    El poema me ha gustado porque es bonito
    Andrea Hidalgo Arana 2° ESO

    ResponderEliminar
  25. Es frívolo oir esto. Sinceramente yo si estuviese en la cárcel, lo último que haría sería escribir esto, no estaría con ganas de escribir. Lo que si me gusta es como el encarcelado transmite su sensación mediante una metáfora. El árbol es como la vida, va creciendo a medida que pasan los años.

    ResponderEliminar
  26. Me parece muy valiente lo que hizo al escribir a escondidas y hacerlo tan bien.Me ha gustado el poema. JESÚS PUERMA LÓPEZ 3º ESO

    ResponderEliminar
  27. Me parece muy valiente lo que hizo al escribir a escondidas y hacerlo tan bien.Me ha gustado el poema. JESÚS PUERMA LÓPEZ 3º ESO

    ResponderEliminar
  28. El poema de esta semana me da pena porque no ha podido acceder a vivir en libertad las mejores cosas de su vida.

    ResponderEliminar
  29. El poema de esta semana me ha gustado porque dice que le recordemos lo que es la vida de ahí fuera, ya que no puede o no ha podido disfrutarla en su tiempo.
    Elizabeth Mesa

    ResponderEliminar
  30. No me ha gustado el pomea,primero porque no me ha gustado nada y segundo porque no tiene un tema atractivo que me pueda llamar la antención a mí.
    ANDREA GRANDE

    ResponderEliminar
  31. El poema expresa muchos sentimientos encerrados, encarcelados... Que necesitan salir, vivir, palpar, oler, necesitan una poquita libertad.
    Todos estosd sentimientos que tiene el autor los escribe a fuego con tinta, sobre un papel con olor a cerrado, a humedad de una celda.
    La forma más bella que tiene de expresarlo, en un poema.
    Juan Manuel Cerrillo Muñoz

    ResponderEliminar
  32. "esta entrada es nuestro pequeño homenaje a la memoria de aquellos que durante décadas dieron su vida para que en España algún día pudiera celebrarse un día como el de mañana, en el que conmemoramos treinta y ocho años del referéndum en el que el pueblo español aprobó, por amplia mayoría, la actual Constitución." Miguel Hernández y Marcos Ana dieron su vida para evitar los 36 años de franquismo, atraso y represión que supuestamente terminaron con la votación de la Constitución. Lo entrecomillado del inicio de mi comentario me parece una columpiada espantosa.

    ResponderEliminar