Los profesores del IES. Sácilis, convencidos de la utilidad de la literatura en general, y de la poesía en particular, nos vemos en la necesidad de plantear esta experiencia educativa como un recurso más para abordar la noble tarea que significa impartir clase. Nuestra esperanza es que algo cambie, que nuestro centro se enriquezca con nuevas prácticas, y que lo haga mediante cauces que incentiven día a día nuestro trabajo.


¿Qué pretendemos con EL POEMA DE LA SEMANA?

  1. Fomentar la lectura como uno de los actos que más dignifica al ser humano, apoyando los objetivos del Plan de lectura y biblioteca.
  2. Cambiar, mediante pequeños gestos, el día a día de nuestra labor docente para modificar y mejorar el ámbito en el que trabajamos, recurriendo en este caso a un “arma poderosa”, como es la poesía.
  3. Colocar un poema en la entrada del centro, en un espacio creado para tal fin, además de en otros lugares como pasillos, clases, o en el entorno virtual de las TIC.2: Blog “Poema de la semana”, facebook, instagram...
  4. Romper entre nuestro alumnado y, en general, en toda la comunidad educativa, los prejuicios que se tienen acerca de este género literario: la poesía no es aburrida, ni difícil de leer, ni es un desahogo romántico, o algo cursi...
  5. Mostrar su utilidad real: la poesía sirve para pensar despacio, para aprender a amar las palabras, para atenuar la violencia verbal y conocernos y comunicarnos; sirve para ligar, para sonrojar a un chico o a una chica, para consolar, para regalarla...La poesía es como un inmenso botiquín con toda clase de medicamentos que curan la ansiedad, la soledad, el insomnio, la melancolía, los enfados, las migrañas, los dolores del amor...Nos ayuda a entender mejor nuestros sentimientos y a leer mejor en los demás; a sentirnos rodeados de belleza; a rebelarnos contra el mundo... Además un poema puede leerse a cualquier hora del día o en cualquier lugar: en el café; mientras hacemos el trayecto hacia el instituto o trabajo en coche, bus o tren; esperando en la consulta del doctor o en la oficina de correos; a la hora del almuerzo, la cena; o en la cama, antes de dormir...
  6. Difundir la obra de nuestros poetas contemporáneos y enriquecernos con su mirada sobre el mundo actual, ampliando sus límites y fronteras.


EL POEMA DE LA SEMANA se inicia con la ilusión de que todos los compañeros, padres y madres y, cómo no, todos los alumnos, participen en esta novedosa actividad. Simplemente leyendo los poemas o incluso (¡qué gran éxito sería para nosotros!) proponiendo poemas para su difusión en este espacio o divulgando la existencia del proyecto a través de cualquier cauce. Por tanto, es a la par un lugar de encuentro y un sitio abierto a toda la comunidad educativa del IES. Sácilis.


domingo, 10 de enero de 2016

Caja de resonancia



Lo misterioso es el sonido que emite.
Bien pensado y a pesar de los defensores del silencio
vivimos gracias al sonido
vivimos también gracias al ritmo del sonido
y a la cadencia del sonido.
Y cuando el sonido cesa
o cuando su ritmo se disloca
esa cosa que hasta ahora nadie ha sabido definir
y a la que todo el mundo llama vida
esa cosa ese misterio alborotador
se detiene cesa se inmoviliza y enmudece.

Pero lo misterioso es el sonido
el tam tam de la vida su percusión
la puntual llamada dentro del corazón
su golpeteo en las paredes.

A veces en la noche yo me paro a escucharlo.
A veces cuando siento que nadie en el mundo me llama
oigo a mi corazón golpeando en la puerta de mi vida.

Llama y llama y no deja de llamar
hasta que le respondo.


Francisca Aguirre
En Historia de una anatomía
Ed. Hiperión.

  No estoy para bromas es la respuesta que le dio por teléfono Francisca Aguirre a la entonces ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, cuando ésta le comunicó una mañana de noviembre de 2011, que había sido la ganadora del Premio Nacional de Poesía por su Historia de una anatomía. El poema de esta semana, Caja de resonancia, es uno de los textos que componen este estupendo libro: una extensa radiografía de la vida de la autora a través de las distintas partes del cuerpo: desde las manos hasta el pelo, pasando por la piel, la boca, la columna vertebral, etc., en donde Aguirre reflexiona, a veces con unas grandes dosis de humor negro, sobre la historia, la sociedad y la familia. Caja de resonancia habla del corazón; aunque el título es una gran pista, no lo sabemos explícitamente hasta bien entrados en la lectura del poema. Por este motivo os aconsejo su relectura cuantas veces sea necesario. El lenguaje es claro y directo, como en el resto del poemario y como en toda la obra de la autora. Quizá os llame la atención la ausencia de comas o de puntos y comas; en su lugar se abre un silencio que enseguida reconocemos como un alto en el camino. ¿Por qué de todas las partes del cuerpo he escogido el corazón? Releyendo el libro después de algunos años, y en la noche, tal y como lo expresa Paca Aguirre (así es como se le conoce en el mundo literario), me paré a escucharlo; lo escuché lenta y emocionadamente golpeando tam tam en la puerta de mi vida,  y decidí que este año iba a poner más atención a todo cuanto tuviera que decirme y, decidí también y a la vez, compartirlo con todos mis alumnos y todas mis alumnas.

 
BIOGRAFÍA
Francisca Aguirre nació en Alicante el 27 de octubre de 1930. Su padre era el pintor Lorenzo Aguirre. A Francisca le tocó pasar la niñez y la juventud en plena guerra civil pero la posguerra fue todavía más dura ya que a finales de 1940 su padre fue encarcelado, primero en la prisión de Hondarribia, en San Sebastián y más tarde en la de Porlier, en Madrid, tanto Francisca como sus hermanas fueron de un colegio de monjas para hijos de presos políticos a otro. En 1942 la dictadura del régimen del general Franco lo condenó a muerte y lo ejecutó mediante garrote vil en la prisión de Porlier. Las tres niñas volvieron a la casa que, en 1940, alquiló su abuela materna en la calle de Alenza, nº 8 y en la que Francisca sigue viviendo. La Guerra Civil y la muerte de su padre marcaron para siempre su vida y la vida de toda su familia. Empezó a trabajar a los 15 años y lo hizo en la industria privada desde 1945 hasta 1963 pero nunca abandonó su profunda formación autodidacta.  Se hizo socia del Ateneo de Madrid y empezó a acudir a distintas tertulias literarias, por un lado la tertulia poética del Aula Pequeña del Ateneo, dirigida por el poeta José Hierro, y por otro la tertulia teatral del Café Gijón liderada por el dramaturgo Antonio Buero Vallejo. En 1957, en una de las sesiones de la Tertulia del Aula Pequeña del Ateneo, conoció al poeta Félix Grande, con el que se casó en 1963. En 1965 nació la hija de ambos, Guadalupe Grande, también poeta. En una de las tertulias conoció al poeta Luis Rosales quien, a partir de ese momento, se convirtió en un maestro de vida y pensamiento, este le pidió que formase parte del equipo de redacción del diccionario enciclopédico que dirigía junto a Dámaso Alonso. Aunque no había dejado de escribir poesía, la influencia de estos grandes de la literatura la llevará a quemar su obra anterior y escribir el libro de poemas Ítaca y con el que obtuvo en 1971 el premio de poesía Leopoldo Panero. A partir de 1971 trabajó en el Instituto de Cultura Hispánica como secretaria de Luis Rosales. En  1977 recibe el premio Ciudad de Irún por su libro Los trescientos escalones. A partir de ahí no dejó de publicar y recibir premios, tanto poesía como La otra música, Premio Galiana, como relatos Que planche Rosa Luxemburgo. En 1995 publicó su libro de recuerdos titulado Espejito, espejito y ese mismo año obtuvo el XV Premio Esquío de Poesía con su libro titulado Ensayo general. Gana el Premio Nacional de Poesía en 2011 con su poemario Historia de una anatomía (2010), libro con el que ya ganó el premio Miguel Hernández 2010.




42 comentarios:

  1. El poema me gusta porque relaciona muy bien la caja de Resonancia con el corazón. Lo hace con cosas que nos pasa durante la vida diaria,como cuando nuestro corazón aumenta o disminuye de rapidez. Aumenta cuando nos ponemos nerviosos o cuando tenemos miedo y disminuye cuando nos sentimos tristes. Bueno en general,este poema me pone sentimental y me siento raro.

    ResponderEliminar
  2. A mi me ha gustado este poema porque me recuerda a mi infancia cuando me tranquilizaba escuchando el latido del corazón de mi madre.
    Guillermo Gaitán Cebrián. 2º ESO

    ResponderEliminar
  3. El poema me ha gustado porque me hace pensar en lo que sentía cuando estaba en el vientre de mi madre , y lo que me tranquilizaba cuando era pequeño.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Me gusta porque la autora Francisca Agirre está transmitiendo el sentimiento que siente mucha gente al oir el latido de su corazón
    Jessica Gómez 2°

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este poema indica lo importante que es el sonido para poder divertirse y la influencia que hace éste en nuestra vida.También refleja la vida como un misterio,ya que realmente,lo es.El sonido nos permite escuchar nuestro corazón,sus latidos.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Este poema me ha gustado mucho, por que después de hacer deporte siento mi corazón palpitar muy fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Este poema es muy bonito, yo a veces pienso que el corazón y sus latidos sirven tanto para vivir como para amar, sentir... Y sobre todo estar orgulloso por conseguir tu propia meta.

    ResponderEliminar
  13. El tema de este poema no me parece muy interesante. Pero me gusta la parte en la que dice que cuando siente que nadie la llama,oye a su corazón.

    ResponderEliminar
  14. El poema es una expresión de lo que hace el corazón cuando está inquieto:late y late sin parar; lo impresionante es por qué el corazón emite ese latido , es fantástico.Me encanta todo sobre el corazón y por eso me encanta este poema Manuel Ángel Aguilar Regalón. 2º ESO

    ResponderEliminar
  15. El poema de la semana no me gusta mucho, porque es muy sencillo. Pero a la vez describe lo que nos pasa.
    Elizabeth Mesa Torrero. 2° de ESO

    ResponderEliminar
  16. Este poema de Francisca Aguirre me ha gustado mucho porque cuando estoy nervioso siento él fuerte latido de mi corazón

    ResponderEliminar
  17. Este poema está bastante bien.Me gusta porque refleja algunas de las funciones que realiza nuestro corazón,latir,alborotarse...También define qué es:un órgano lleno de misterio

    ResponderEliminar
  18. Este poe!ma me gusta porque trata sobre una parte del cuerpo:El corazón.Cuando no lo escuchó creó que estoy muerto pero siempre esta ahí ,aunque no lo crea

    ResponderEliminar
  19. Este poe!ma me gusta porque trata sobre una parte del cuerpo:El corazón.Cuando no lo escuchó creó que estoy muerto pero siempre esta ahí ,aunque no lo crea

    ResponderEliminar
  20. Es muy bonita la forma en la que describe los latidos de un corazón;últimamente no le prestaba atención y ahora que lo pienso, es verdad.Nuestro corazón está ahí, es parte de nosotros y nos llama. Sinceramente no sé si de verdad pensamos con el corazón o es alguna parte de nuestro misterioso cerebro, pero no me importa. No recuerdo el primer latido que emitió pero los escucharé atenta hasta el último de ellos. No tengo palabras y no puedo describir con el lenguaje lo que he sentido al reflexionar.

    ResponderEliminar
  21. La primera vez que leí este poema no supe de que iba hablaba, tiene un vocabulario claro y sencillo pero no sabia como interpretarlo.
    La segunda vez y con ayuda del maestro y debo decir que me ha gustado mucho su manera de explicar la vida y tambien la muerte: echo en falta las comas o puntos.

    ResponderEliminar
  22. Me resulta interesante relacionar el sonido con la vida propia , es muy profundo e inteligente , ya que el corazón es una ciencia muy compleja y a la vez muy sencilla.
    Jesus puerma lopez 2° eso

    ResponderEliminar
  23. Este poema me ha gustado mucho porque me ha transmitido el "pam pam" de su corazón y me ha encantado como lo relaciona con la puerta de la vida. De he dado cuenta, después de leerlo, que hay que saber escuchar a tu corazón , una metáfora tan sencilla como importante.
    EVA CUENCA RODRÍGUEZ 3º ESO

    ResponderEliminar
  24. Es un poema que habla de la incertidumbre de no saber cuando acaba la vida,por lo que tienes que aprovechar cada minuto al máximo,como si fuera el último.Pero ese tam tam que se tiene que parar,nunca sabes cuándo va a llegar.

    ResponderEliminar
  25. La vida es misteriosa y depende de una cosa tan simple como el corazón pero a la vez tan importante; hasta tal punto que a veces, nos hace estar en conflicto con nosotros mismos.

    ResponderEliminar
  26. Me gusta este poema porque me identifico con él; cuando dice que en la noche se para a escuchar su corazón, a mí también me pasa.

    ResponderEliminar
  27. Me gusta este poema porque me identifico con él; cuando dice que en la noche se para a escuchar su corazón, a mí también me pasa.

    ResponderEliminar
  28. Siempre hay que llevar a cabo las acciones dependiendo tanto del corazón como de la razón.La vida es un misterio,por eso hay que lanzarse siempre para tener en armonía ese sonido tan preciado,ya que el día que no suene,todo habrá acabdo.

    ResponderEliminar
  29. Siempre hay que llevar a cabo las acciones dependiendo tanto del corazón como de la razón.La vida es un misterio,por eso hay que lanzarse siempre para tener en armonía ese sonido tan preciado,ya que el día que no suene,todo habrá acabdo.

    ResponderEliminar
  30. Este poema me ha gustado por el sonido de la caja de resonancia.
    Vicente 1°ESO

    ResponderEliminar
  31. Me ha encantado el poema porque a mi, también me ha ocurrido. En silencio notó como suena. Mireya 1° ESO

    ResponderEliminar
  32. Me ha encantado el poema porque a mi, también me ha ocurrido. En silencio notó como suena. Mireya 1° ESO

    ResponderEliminar
  33. Estoy de acuerdo con el poema y lo que transmite, ya que como dice el poema: "llama y llama y no deja de llamar". Yo personalmente, le diría a mi corazón que me siguiese hablando, ya que muchas cosas que me ha dicho, están muy bien y me han ayudado mucho.
    Mario Martín.3eso.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  36. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  37. A mi este poema me ha gustado por el misterioso sonido de la caja de resonancia.

    ResponderEliminar
  38. COMENTARIO DE: NATALIA ROMÁN CASTRO 4ESO.
    Me llama mucho la atención este poema, porque simboliza el sonido de el cuerpo como música, como un instrumento que crea sonido y que tiene que ver con la vida, con el "tam tam" que hace el corazón y su golpeo contra las paredes. Es una bonita reflexión sobre la música, ya que solo la conocemos creada desde un instrumento de cuerda, percusión, de cuerda... etc. Y no nos damos cuenta que la música se puede hacer sin pensarla.

    ResponderEliminar
  39. RESONANCIAS.


    Me aferro

    a la caja de resonancias de la noche.


    Las cuerdas del violín

    chillan desafinando





    pero el teatro está vacío.



    La creación


    es un desgarrado grito


    en la soledad del mundo.





    (Comparto mi poema Resonancias del libro Retablo de duelos porque es un tema que tiene mucho juego en el plano de la alegoría).

    ResponderEliminar